Consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca tiene coronavirus

 Consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca tiene coronavirus

Un cercano asesor del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se contagió de coronavirus. La Casa Blanca anunció este lunes que se trata del consejero de Seguridad Nacional de Trump, Robert O’Brien, cuyo puesto lo convierte en uno de los funcionarios más en contacto con el presidente, dio positivo a la prueba de COVID-19.

O’Brien no es el primer asistente presidencial en infectarse, pero la Casa Blanca ha tomado estrictas precauciones y el presidente hasta ahora ha escapado del virus.

Lea aquí: Médicos cubanos ofrecen valiosa ayuda en el mundo, pero a costa de sus libertades básicas: HRW

Para Trump, la crisis sanitaria no se resolverá paralizando las actividades del país, sino con nuevas vacunas y medicamentos.

«La solución no llegará a través del tapabocas o el cierre de la economía, esperamos que sea el genio estadounidense que permita que las terapias y las vacunas prevalezcan», dijo el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, en declaraciones a la cadena ABC.

Washington ha destinado al menos 6.300 millones de dólares desde marzo para financiar proyectos de vacunas, en grandes laboratorios como Johnson & Johnson, Pfizer y AstraZeneca, y en dos pequeñas empresas de biotecnología, Novavax y Moderna.

Todo esto sin contar los miles de millones de dólares adicionales para financiar el desarrollo de tratamientos contra la COVID-19, la construcción de plantas de producción, así como la fabricación de jeringas y otros insumos médicos.

PUBLICIDAD

Trump visitará el lunes el sitio de producción de la vacuna experimental de Novavax, que recibió 1.600 millones de dólares a principios de julio.

El presidente bautizó sus esfuerzos contra la COVID-19 como Operación «Warp Speed» y no oculta que su objetivo es vacunar a Estados Unidos primero, lejos de la retórica europea sobre la vacuna como un «bien público global».

Le puede interesar: Trabajadores de salud de Brasil acusan a Bolsonaro por crimen de lesa humanidad

La operación se ha fijado el objetivo de tener 300 millones de dosis de una vacuna para enero de 2021. Y dado que no existe garantía en cuanto a la efectividad de ninguno de los proyectos, los contratos con tres de los desarrolladores (AstraZeneca, Novavax, Pfizer) ya prevén la entrega prioritaria a Estados Unidos de 500 millones de dosis, según anuncios públicos.

«Espero que el proceso de autorización vaya muy rápido», dijo el presidente estadounidense la semana pasada al anunciar el acuerdo de 1.950 millones de dólares con Pfizer.

«Creemos que es bueno y que otras compañías detrás de esto también lo están haciendo muy bien y están muy por delante», señaló.

Fuente
AFP

admin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola.
Bienvenid@ a Jazmar Estereo
Powered by