Rescatan décima persona de cueva de Tailandia.

Al menos una persona más ha sido rescatada de la gruta del norte de Tailandia en la que llevaba más de dos semanas atrapada y de la que se espera que salgan otras cuatro a lo largo de la jornada para completar las operaciones de salvamento de los enclaustrados, informó el diario local Khaosod.

El nuevo liberado se suma a los ocho niños que permanecen ingresados en el hospital provincial de Chiang Rai, donde no se les ha detectado problemas graves tras una evaluación de salud después de abandonar el domingo y el lunes la caverna.

El noveno, cuya identidad todavía se desconoce, abandonó la cueva a las 16.12 hora local, apunta el diario.

Las autoridades aún no han ofrecido una confirmación oficial, pero periodistas en la zona citan testigos que han visto cómo sacaban al rescatado.

El contingente internacional de buzos rescatistas volvió a entrar en la cavidad a las 10.09 hora local con el objetivo de regresar con las cinco personas que esta mañana seguían enclaustradas, dijo Narongsak Ossottanakorn, portavoz del operativo.

“Hoy sacaremos a los cuatro niños y su entrenador”, dijo Narongsak durante la rueda de prensa matinal.

El oficial indicó que otras 4 personas -un doctor y 3 miembros de la Marina- también abandonarán la gruta tras permanecer varios días en tareas de asistencia médica y psicológica al grupo de niños.

Esta tercera operación de salvamento podría ser más lenta que las realizadas la víspera y el domingo debido al mayor número de personas evacuadas y las lluvias que azotaron la región durante toda la noche y parte de la mañana.

“Hoy tomará más tiempo que otros días, pero finalmente lo vamos a celebrar juntos”, indica un mensaje publicado esta mañana por la Marina tailandesa.

Los miembros de salvamento, junto a los niños, tienen que superar un complejo de laberínticas galerías parcialmente inundadas y con desniveles y visibilidad nula para alcanzar la boca exterior de la cueva.

Al igual que sucedió tras la primera operación, las autoridades anunciaron una pausa entre la segunda misión (lunes) y esta tercera para proceder a la reposición de las bombonas de aire comprimido utilizadas durante los trabajos de evacuación y evaluar las partes inundadas de la gruta.

Las precipitaciones son una de las principales preocupaciones de las autoridades porque el agua filtrada por el monte puede volver a inundar las galerías y anular el drenaje efectuado.

Equipos militares se encuentran en el exterior de la montaña con la tarea de bloquear la entrada de agua hacia los túneles subterráneos.

Los trece -doce escolares de entre 11 y 16 años y su tutor de 26- se internaron en las galerías el sábado 23 de junio tras finalizar un entrenamiento de fútbol cuando una súbita tormenta comenzó a inundar la cavidad y les cortó la salida. EFE

Fuente

EFE

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *