No es una revancha: James sobre partidos contra el Real Madrid

La llave Real Madrid-Bayern en la semifinal de la Champions League promete ser la más emocionante, y no solo porque algunos la describen como una final adelantada (la ida se jugará este miércoles en Alemania, y la vuelta el martes 1 de mayo en España).

El pasado de James Rodríguez en el equipo merengue le pone más picante al encuentro, sobre todo por la relación distante que tuvo con Zinedine Zidane 

Por supuesto que estos dos partidos son especiales para mí. Jugué tres años allí, fui feliz y tengo buenos amigos y recuerdos de mi tiempo en Madrid“, dijo James en una entrevista con el diario alemán TZ.

Cuando James aún estaba en el Real Madrid, el club español llegó dos veces consecutivas a la final de la Champions League (y las ganó ambas), pero el colombiano no estuvo en esos partidos.

Ahora el 10 de la Selección tiene una nueva oportunidad de llegar a una final europea, y esta vez con el Bayern: “No hay que tomárselo como una revancha, sino como un par de partidos más en busca de esta final“, dijo.

James llegó al Real Madrid después de ser una de las figuras del Mundial de Brasil, donde se convirtió en el máximo goleador de la competencia con seis goles.

Su primera temporada en el club merengue, bajo la dirección de Carlo Ancelotti, fue excelente: jugó 46 partidos y marcó 17 goles.

Y en las dos siguientes, con Rafa Benítez y después con Zidane, perdió protagonismo.

La dura competencia con la BBC (Bale, Benzema, Cristiano Ronaldo) y el ascenso de jóvenes como Francisco Alarcón ‘Isco’ acabaron por precipitar su cesión al Bayern por dos años con una opción de compra al final de la misma, que todo hace pensar que podría hacerse efectiva.

En el equipo alemán se reencontró con Ancelotti. Jup Heynckes, que reemplazó al italiano, ha mantenido al colombiano entre sus habituales, pese a las dudas iniciales.

Tiene toda mi confianza y eso demuestra lo bien que está, tanto física como técnicamente“, afirmaba Heynckes en una rueda de prensa previa a la ida de los cuartos de final contra el Sevilla.

El mediapunta colombiano, de 26 años, empieza a ser uno de los hombres más destacados del equipo alemán esta temporada, y aunque solo marcado seis goles, ha hecho el doble de asistencias de gol para sus compañeros, a los que se ha adaptado muy bien.

Los pases medidos del colombiano benefician a Franck Ribéry o Arjen Robben en sus desmarques, al tiempo que, respaldado por Javi Martínez en la medular, James se siente libre para moverse entre líneas.

Su visión de juego está siendo fundamental para el desarrollo del fútbol del equipo alemán, donde ha retrasado unos metros su posición para recibir el balón con comodidad y tomar la mejor decisión.

Estoy muy contento por los minutos acumulados a lo largo de esta temporada“, dijo James al diario AS, y agregó: “Cuanto más juego, más puedo darle al equipo y el míster lo sabe“.

Fuente

AFP

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *