Igualdad entre hombres y mujeres es posible si ellos hacen más en casa: ONU

Las disparidades profesionales entre hombres y mujeres no registraron una verdadera disminución en los últimos 25 años y la situación recién cambiará cuando los hombres asuman más tareas hogareñas, estimó el jueves la ONU la víspera del día internacional de la mujer.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) reveló en un nuevo informe que las disparidades entre la tasa de empleo de los hombres y de las mujeres sólo disminuyó menos de dos puntos porcentuales en los últimos 27 años.

En 2018, la probabilidad de que las mujeres accedan a un empleo era 26% inferior a la de los hombres, a pesar de los sondeos que indican que el 70% de las mujeres preferirían trabajar en vez de quedarse en casa.

En su informe publicado la víspera del Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, la OIT subrayó que había varios factores que bloquean la igualdad en el empleo y que “el que más pesa” es cuidar a los niños.

Le puede interesar: La Vicepresidenta firmó un pacto contra la violencia de género

“Los últimos 20 años, el tiempo dedicado por las mujeres a la guarda de niños y a los trabajos domésticos no remunerados prácticamente no disminuyó y el de los hombres sólo aumentó ocho minutos por día“, indica Manuela Tomei, directora del departamento de Condiciones Laborales e Igualdad de la OIT.

A este ritmo, agregó, “se necesitarán más de 200 años para alcanzar la igualdad de tiempo dedicado a las actividades (hogareñas) no remunaradas“.

– Penalizadas por la maternidad –

Según el informe, 647 millones de mujeres en edad de trabajar (21,7%) en el mundo proveen de manera gratuita y a tiempo completo tareas de hogar, y este porcentaje alcanza el 60% en los países árabes.

A modo de comparación, sólo 47 millones de hombres (1,5%) se libran a este tipo de actividad.

Esta desigualdad hace que las madres sufran una “penalidad profesional por maternidad” frente al empleo, mientras que los padres benefician de un bono salarial, continúa el informe.

 

Al mismo tiempo, la diferencia de trato salarial entre hombres y mujeres se estabiliza en un 20% en el mundo, a veces el doble en países como Pakistán y Arabia Saudita.

“Cuando los hombres participan más en actividades de cuidados no remunerados, hay más mujeres en puestos de dirección“, señala Tomei.

No alcanzaremos un futuro de trabajo con justicia social, que necesitamos, a menos de acelerar las acciones que apuntan a mejorar los avances en materia de igualdad de género en el trabajo”, sostiente el director general de la OIT, Guy Ryder.

“Ya sabemos lo que se debe hacer“.

Fuente

AFP

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *