Final de la Copa Libertadores entre River y Boca se jugará el domingo

La Confederación Sudamericana de Fútbol decidió que la final de vuelta de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors quedó suspendida y se disputará hoy domingo a las 5 de la tarde de Argentina (tres de la tarde, hora colombiana).

La decisión se tomó luego de los incidentes que involucró al bus que transportó al plantel ‘xeneize’ al estadio Monumental.

Los hechos ocurridos en la tarde de este sábado, en los cuales varias personas lanzaron objetos contundentes al vehículo que trasladaba a Boca Juniors al escenario y que además afectó a varios de los jugadores, fue la razón principal para que los dirigentes de la Conmebol, los directivos de cada uno de los equipos y las autoridades de la ciudad de Buenos Aires determinarán suspender el partido y cambiar el horario, por tercer vez.

Alejandro Domínguez, presidente de la entidad, manifestó que las condiciones se “desnaturalizaron” y recibió la solicitud por parte de los presidentes de River Plate y Boca Juniors.

“En este momento ninguno de los dos clubes quieren jugar”, dijo Domínguez.

Los incidentes

En el marco de la gran final de la Copa Libertadores de América en un partido inédito entre River Plate y Boca Juniors, los jugadores del equipo visitante fueron víctimas de un ataque con piedras y gas pimienta cuando el bus que los transportaba arribó al Monumental de Núñez.

 

Tiraron de todo“, dijo uno de los jugadores a la prensa de Argentina antes de ingresar a los vestuarios. “Nada, tiraron gases“, añadió un directivo de Boca confirmando los desmanes. Jugadores como Carlos Tévez o Edwin Cardona fueron vistos cubriéndose el rostro y notablemente afectados, aunque el técnico Guillermo Barros Schelotto estuvo atento a su plantel para que se concentrara en el partido y olvidara los hechos violentos. Más tarde se confirmó que los ataques fueron provocados por aficionados de River Plate.
El bus de Boca Juniors, según se logró ver en imágenes difundidas por Fox Sports, fue atacado por hinchas de River Plate que lograron dañar el vehículo, afectando además al conductor. Marcelo London, en representación del club, dijo a los medios que “lamentablemente vinimos a jugar un partido y nos encontramos con otra situación (…) la verdad es que es vergonzoso”.

Jugadores afectados

Los más afectados fueron Pablo Pérez, que tuvo que ser trasladado a una ambulancia por un golpe en el ojo, Carlos Tévez, Wanchope Avila, Cristian Espinoza y el colombiano Sebastián Villa que estuvieron muy afectados por los gas lacrimógenos.

En la imágenes se ve al colombiano Sebastián Villa acostado en una camilla y es atendido por un ayudante de Boca Juniors.sí están varios jugadores de Boca en estos momentos
Pablo Pérez será transladado a un Centro Oftalmológico, el más cercano de ahí es el Maipú pic.twitter.com/XtuDjhUVfH— Flor Laass (@flor_laass) 24 de noviembre de 2018

Fuente

Antena 2

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *